Rehabilitacion.

Es la encargada de devolver la función, estética y armonía dental, mediante unas prótesis que pueden ser fijas o removibles, totales o parciales siempre logrando la comodidad y funcionalidad correcta del paciente. Según su colocación y fijación en boca estas se pueden clasificar en:
Prótesis Fijas: se sujetan a los dientes restantes en la boca o a implantes, su procedimiento consta de tallar los dientes en su corona, dando un espacio correspondiente para recibir una corona protésica que puede ir en metal porcelana o totalmente en cerámica.






Prótesis Removibles: se llama así porque se pueden retirar de la boca, según el caso de cada paciente tienen una base o una estructura que puede ser en acrílico o en un material flexible denominado Flexident, en algunas de ellas se pueden acondicionar unos ganchos o aditamentos que sostienen la prótesis de los dientes, estos pueden ser en los dos lados de cada arco o en uno solo según lo requiera el paciente.
Prótesis totales: estas se utilizan cuando no existen dientes en los maxilares, se deben acondicionar los tejidos que reciben estas prótesis para que tengan una mejor adaptación cuando no hay suficiente hueso; y si es necesario y el paciente lo requiere se aconseja la cirugía de implantes para que la prótesis tenga una mayor retención