Endodoncia.





La endodoncia, también conocido como tratamiento de conducto; es el procedimiento que se utiliza para eliminar la pulpa del diente (nervio) y luego sellar el conducto pulpar a través de un material denominado Gutapercha, esta solución es definitiva ante un dolor constante de un diente.

Una de las causas más frecuentes para realizar la endodoncia es la existencia de caries profundas, esto hace que haya una pulpitis irreversible, lo cual quiere decir, que la caries llego a la pulpa (nervio) y debe realizarse el paciente un tratamiento de conducto.










Existen otros factores que pueden generar una pulpitis irreversible, tales como: traumas, abrasión, erosión, desgaste del diente por mala oclusión, desgaste del diente por tallas profundas para rehabilitar.

En cualquier caso cuando el paciente presenta pulpitis irreversible, con la sensación de movilidad del diente y el dolor que esta conlleva, la endodoncia es la mejor opción ya que nos permite conservar el remanente suficiente del diente para poder rehabilitar y así recuperar su funcionalidad.